8 de Septiembre de 2019 | 2:37 am

Científicos españoles e israelíes debaten nuevas terapias contra el cáncer

Científicos españoles e israelíes han debatido nuevas estrategias en la búsqueda de terapias combinadas y nuevos tratamientos contra diferentes tipos de cáncer, y han presentado los últimos avances en la materia y algunas tecnologías innovadoras para la investigación en un simposio de dos días en la ciudad israelí de Rehovot.

Fuente: Sputnik

En el encuentro internacional 'Advances in Cancer Research' (Avances en la investigación del cáncer) han intervenido científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España y del The Moross Integrated Cancer Center (MICC) del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel.

Este ciclo de conferencias, que cumple su segunda edición, se ha celebrado gracias a un acuerdo de colaboración de 2017 entre el CNIO, el Instituto Weizmann de Ciencias y la Fundación Ramón Areces.

En las ponencias "hemos hablado de melanoma, de tumores cerebrales, de cáncer de mama, de páncreas, de ovario. Pero tanto en el Instituto Weizmann como en el CNIO trabajamos en los mecanismos moleculares básicos del cáncer con lo cual, lo que discutimos aquí puede ser también relevante para otros tipos de cáncer", explicó a Sputnik la directora de CNIO, María Blasco.

"También hemos hecho énfasis en nuevas terapias, inmunoterapia, resistencia a tratamientos y en cómo se puede volver a hacer el tumor sensible para que no haya recaídas y los pacientes no tengan el cáncer de nuevo después de haberse curado", detalló Blasco.

En el transcurso del simposio "se han presentado cosas que están todavía sin publicar, son resultados preliminares, hemos discutido de temas muy novedosos", apuntó la directora del CNIO.

Los asistentes al encuentro han podido conocer los últimos resultados del proyecto colaborativo "Heterogeneidad en la metástasis del melanoma y resistencia al bloqueo del punto de control inmunitario", que están desarrollando las investigadoras del CNIO Marisol Soengas y del Instituto Weizmann de Ciencias Yardena Samuels, gracias al apoyo financiero de la Fundación Ramón Areces.

El proyecto, de 3 años de duración, busca encontrar por qué los melanomas son capaces de diseminarse por el organismo a partir de tumores de poco más de un milímetro de grosor.

Blasco y el director del Instituto Weizmann, Moshe Oren, consideran que gracias a la investigación se han logrado "muchos avances en el tratamiento del cáncer en los últimos diez o veinte años, casi todos ellos basados en productos de la investigación académica", apuntó Oren a Sputnik.

"Por ejemplo, el melanoma maligno era una enfermedad mortal, la gente se moría en seis meses. Ahora, los pacientes reciben inmunoterapia y viven diez años y esperamos que vivan mucho más y mueran de viejos", expuso el científico israelí.

"La esperanza está en la investigación", afirmó Blasco, que destacó los grandes avances obtenidos y la variedad de nuevos tratamientos. Pero advirtió que "el cáncer es una enfermedad muy complicada, cada tumor de cada persona es diferente porque tiene una historia de mutaciones distinta".

"Aunque los tratamientos son muy efectivos, en muchos casos se desarrollan resistencias a los fármacos y el tumor vuelve. Es muy importante estudiar combinaciones de tratamientos para evitarlo", señaló Blasco. En el simposio este ha sido uno de los temas centrales del debate.

A pesar de que la cura total de todos los tipos de cáncer aún es un sueño, los científicos son optimistas.

"No habrá una sola cura porque el cáncer no es una enfermedad sino cientos de enfermedades y para cada una tendremos una combinación de medicamentos que curarán al paciente o lo harán vivir mucho más", asegura Oren.

"Es como una ciudad nueva: se construye por partes, no entera en un día", recalcó.

El primer encuentro entre investigadores del CNIO y el Instituto Weizmann fue hace dos años en Madrid, gracias al apoyo financiero de la Fundación Ramón Areces.

Los fondos son esenciales para la investigación porque "es muy cara", recalcó Oren. Para él, en Israel, el nivel de financiación pública es "razonable" porque hay una gran concienciación sobre la importancia de la investigación.

No obstante, una parte sustancial de los recursos del Instituto Weizmann procede de la filantropía. Para Blasco es importante que la sociedad se implique también en el apoyo a la investigación. Por eso el CNIO cuenta con la iniciativa "Amigos del CNIO", a través de la cual, los ciudadanos que lo deseen pueden hacer aportaciones en la página web del centro, uno de los cinco mejores del mundo en su especialidad, según Blasco.