logo ExtraNoticias.cl
13 de Octubre de 2021 | 16:59 pm

Tensión en Cuba ante nueva marcha opositora

Fuente: Sputnik / VOA / ExtraNoticias.cl

Después de tres meses de aparente calma ciudadana, los ánimos están a punto de caldearse nuevamente en Cuba. Un grupo de opositores pretende desafiar al Gobierno con una manifestación que fue desautorizada y que podría generar nuevas tensiones.

Prevista inicialmente para el 20 de noviembre, la marcha organizada por el grupo Archipiélago —sin reconocimiento legal dentro de Cuba— fue adelantada para el día 15 debido al anuncio gubernamental de la realización de tres días de ejercicios militares.

Los organizadores de la marcha citan el artículo 56 de la nueva Constitución cubana, que expresa que "los derechos de reunión, manifestación, y asociación, con fines lícitos y pacíficos se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley".

Por su parte, la negativa del Gobierno a autorizar el evento se basó en que la marcha esconde "fines desestabilizadores" y no se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para su realización.

Las alertas en las autoridades cubanas se dispararon cuando la convocatoria a la marcha opositora recibió inmediato respaldo por políticos federales de EEUU que adversan abiertamente al Gobierno de la isla, operadores políticos y medios de comunicación que —consigna uno de los documentos denegatorios— "alientan acciones contra el pueblo cubano, intentan desestabilizar el país e instan a la intervención militar".

Las autoridades de la isla apuntan además que detrás de la convocatoria a esta marcha, que califica de "desestabilizadora", están líderes del llamado Consejo para la Transición Democrática de Cuba, una plataforma desde EEUU que se articula en función del golpe anticonstitucional en el país, financiados por la National Endowment for Democracy (NED).

También se les recordó a los posibles manifestantes que, de acuerdo con la carta magna de Cuba, el ejercicio de los derechos de las personas "solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes".

Mientras, el gobierno de Estados Unidos pidió a las autoridades cubanas que respeten los derechos fundamentales del pueblo cubano.

“Hacemos un llamado al gobierno de La Habana para que respeten las libertades y los derechos fundamentales del pueblo cubano”, dijo en intercambio con reporteros Ned Price, portavoz del Departamento de Estado.

Price rechazó la violencia con la que el gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel respondió a las manifestaciones espontáneas del pasado 11 de julio, que se llevaron a cabo en más de 60 ciudades y pequeños pueblos en toda la isla caribeña.

“Nos unimos a los defensores de los derechos humanos de Cuba y a personas de todo el mundo para pedir la liberación inmediata de todos los detenidos, todos los que fueron arrestados o desaparecidos simplemente por ejercer sus derechos humanos fundamentales”, zanjó Price.

El gobierno de Cuba ha censurado todas las actividades que vayan en su contra, dijo a Voz de América el director de la productora audiovisual Palenque Visión, Rolando Rodríguez Lobaina, desde su casa en Guantánamo, a más de 800 kilómetros de La Habana.

"No es disputarse si es preciso, si es necesario pedir un permiso o no porque en sí, en todos los países del mundo hay derecho a manifestarse", indicó Lobaina.

En una relación sobre hechos de censura a los derechos humanos, Lobaina, quien fue detenido por varios días tras los sucesos del 11 de julio, dijo que "el régimen cubano es un sistema ilegal".

"Los cubanos no tienen la herramienta ni la posibilidad de elegir directamente a su presidente, porque todos responden a los intereses de una línea partidista única que existe en la isla", concluyó.